Gruta Prehistórica de Ifri N'Ammar

Gruta Prehistórica de Ifri N'Ammar

Imagen de la Gruta en su entorno

En ruta, pista que accede al lugar

Enrejado que protege la gruta de posibles curiosos

Cartel informativo de los hallazgos producidos...

Excavación realizada en el interior de la misma

Parte interna izquierda de la gruta

Parte interna derecha...

Valle en el que se encuentra ubicada...

Promontorio rocoso situado frente a ella...

Los caballos descansando y pastando en el verde prado, je je...

Foto de grupo, los jinetes de BMW...

  • La Gruta Prehistórica de Ifri N'Ammar se encuentra ubicada en el noreste de Marruecos, al sur de las ciudades de Melilla y Nador y a unos 76 km y 59 km respectivamente, cerca de Hassi Ouenzga.
  • Aquí podemos llegar, por la carretera que se dirige a Saka-Guercif, hasta alcanzar el pueblo de Afsou en la que nos desviaremos a la izquierda por una pista bien marcada en la que existe un cartel indicativo de la mencionada gruta. A partir de aquí, avanzaremos exactamente unos 10 km de pista, siempre por la principal, hasta alcanzar un promontorio rocoso bastante considerable que nos servirá de referencia y justo en frente se encuentra la referida gruta.
  • Es una pequeña gruta sin mucho interés turístico, excavada entre 1997 y 2005 por un equipo de cooperación alemán-marroquí, en la que se produjeron unos hallazgos realmente importantes para la historia de la evolución del hombre.
  • Estas investigaciones arqueológicas han puesto de manifiesto una secuencia estratigráfica hasta una profundidad de 6 metros correspondientes a las ocupaciones humanas atribuibles al período del Paleolítico Medio (la cultura Ateriense fechada entre hace 180.000 y 80.000 años atrás) y al período del Paleolítico Superior (la cultura Iberomaurusian fechada entre 18.000 y 10.000 antes del presente). Este excepcional sitio prehistórico ha dado los restos más antiguos de la cultura Ateriense de toda la geografía de África del Norte sobre este período. Entre los objetos recuperados hay herramientas de piedra usadas por las personas Aterienses para la caza de animales salvajes y también, otros objetos como raspadores y grandes lascas que probablemente fueron destinados para el corte y trabajo de la piel. El hallazgo más importante de la ocupación Ateriense es sin duda el descubrimiento de dos conchas pertenecientes a gasterópodos marinos (Nassarius gibbosulus y Nassarius sp.) Éstas piezas están catalogadas como algunas de las más antiguas en adornos fabricada por el hombre, datado en hace aproximadamente 80.000 años. Estos pedazos fueron coloreados y perforados de forma característica, no siendo su uso solamente para fines decorativos, mostrando así la aparición de la expresión simbólica, del arte y muy probablemente de la lengua. De este modo, dan fe de un comportamiento moderno de los grupos Aterienses de Ifri N'Ammar y arrojan una nueva luz sobre la antigüedad de los humanos modernos en esta región, así como en su aparición más tarde en las zonas fuera del continente africano. Los restos dejados por los grupos Iberomaurusian contienen un gran número de herramientas de piedra y hueso, así como piezas de adorno a partir de diferentes especies de moluscos marinos. Además el consumo de grandes cantidades de caracoles de tierra, su dieta se basaba en la caza de animales silvestres y la recolección. El descubrimiento de cuatro entierros infantiles construidos en la cueva hace aproximadamente 14000 años, y de un adulto enterrado en la posición de sentado hace aproximadamente 18000 años, revela la presencia de ritos funerarios practicados por todo el pueblo Iberomaurusian. Además, la pintura dejada por éstos sobre la pared izquierda de la cueva (datado en hace aproximadamente 15000 años) constituye la presencia más temprana de arte en realidad sabida en África del Norte.
  • Para los más aventureros y con ganas de pista, desde este punto podemos continuar por la pista principal unos 3.2 km aprox. y a continuación girar a la izquierda, en un cruce de pistas existente allí, el cual nos conducirá en unos 7.8 km. aprox. hasta la carretera de Taourirt, a 16 km al sur del pueblo de Hassi Berkane.
  • Se recomienda su visita.
Para ver o descargarte la citada ruta, el track o los waypoints, pincha el siguiente enlace:



Ruta de Senderismo "cumbre Nariz del Indio o Yebel Sebaa Reyal"  (Montes de Kebdana)


Cumbre del pico "Nariz del Indio o Yebel Sebaa Reyal"

  • En esta nueva entrada, toca hablar otra vez de senderismo o trekking como otros prefieren… y como siempre por los alrededores de Melilla con impresionantes zonas muy aptas para disfrutar y satisfacer a los enamorados de este deporte.
  • Esta vez, nos desplazamos a los Montes de Kebdana, concretamente al sureste de Melilla para ascender el pico conocido por los melillenses comoNariz del Indio” o “Nariz del Hebreo y llamado por los habitantes de la zona como peña de los “Siete Hermanos” o “Yebel Sebaa Reyal”. Se trata de una gran mole rocosa, peña o promontorio que corona la cima de un monte, con una altitud de 920 metros, desde el que se divisa impresionantes vistas panorámicas de todo el entorno, Islas Chafarinas, Kariat, Cabo de Agua, Saidia, Nador, Segangan, Monte Gurugú, río Mouluya, Melilla, etc…
  • Desde ya hace tiempo, nos propusimos subir este pico tan llamativo para todos los melillenses, ya que estas montañas dibujan un perfil perfecto de un gigantesco hombre tumbado decúbito supino que es visible desde Melilla, coincidiendo su punto más alto con la imaginativa nariz.  
  • Salimos de Melilla con un maravilloso día, sobre las 08:00 horas, cruzamos hacia Marruecos por la frontera de Beni Enzar e inmediatamente pusimos rumbo en 4x4 hacia los Montes de Kebdana.
  • Esta vez, el grupo lo formábamos 4 amigos aventureros con bastantes ganas de disfrutar de un día en la preciosa naturaleza.
  • Después de hacer una parada en el camino y desayunar huevos fritos con aceite y un buen té moruno (estilo marroquí), llegamos al comienzo de la pista sobre las 09:30 horas, dejamos el coche a buen recaudo en la casa de un vecino de la zona, nos equipamos y por fin emprendimos los primeros pasos de este bonito pero severo trekking.   
  • La pista comienza, más o menos, en la carretera existente a mitad de camino entre los pueblos de Kariat y Ras El Ma (Cabo de Agua) y además se encuentra señalizado con un cartel indicativo como paraje natural. Es una pista increíble que discurre por las montañas más altas de los Montes de Kebdana (entre unos 800-900 metros de altitud), atravesando un precioso bosque de pinos con unas vistas panorámicas impresionantes de todo el entorno que lo rodea (barrancos, cumbres, paredes calcáreas, etc…).


Tempranito nos pusimos en marcha

Entrada a la pista con dirección Montes de Kebdana

Primeros pasos antes de enfilar la subida

Foto de familia

Observando el paisaje

Tramos de pista durante la subida

Las vistas sobre los 101 barrancos son increíbles

Desde la lejanía se podía divisar el Yebel Sebaa Reyal

Otra vista más

De vez en cuando bebíamos algo para aplacar la sed

Adentrándonos en el bosque de pinos

Zona alta de los Montes de Kebdana

Era bonito ver la silueta completa del "Indio o Hebreo Tumbado" -Yebel Sebaa Reyal-

De nuevo en ruta

Un pequeño descanso  

y como siempre su respectiva foto...

Vista del entorno -cara sur de los Montes de Kebdana-

Otra preciosa vista más

Silueta del perfil de la cara del Indio o Hebreo

Paso entre montañas desde la cara norte

Contemplando la magnífica naturaleza


y comenzamos acceder a los senderos de matorrales...

donde nos empleamos de lo lindo

poco a poco avanzábamos entre los senderos

y la abundancia de matorrales no dejaba ver el camino

por fin salimos de la maleza y enfilamos el primer collado

collado situado debajo de la cara suroeste de la "Nariz del Indio"

después de una parada técnica proseguimos andando

Gran pared vertical de la cara sur del Yebel Sebaa Reyal o Nariz del Indio

Imponente promontorio rocoso

segundo collado ubicado entre el Yebel Sebaa Reyal y el Yebel Mulái Dris


¡qué panorámica más chula de la costa conocida como los 101 barrancos!

después de sacar algunas fotos llegó el tramo final...

y el más duro

pero superando escalones y a veces pequeñas escaladas...

por fin alcanzamos su cumbre

¡Objetivo cumplido!, Yebel Sebaa Reyal o Nariz del Indio -940 metros de altitud-

descansando en la cima 

desde el punto más alto de los Montes de Kebdana las panorámicas eran espectaculares en todas sus direcciones

Otra impresionante vista

como siempre "el nuevo" estaba bastante agotado

-Foto de grupo y despedida- 

Análisis de la ruta
  • Comenzamos por una pista bien marcada, amplia y limpia que subía suavemente, entre sucesiones de curvas y bonitas panorámicas, por las laderas de las montañas encaramándose así a la zona más alta de éstas, donde los matorrales dejaban paso a un pequeño pero encantador bosque de pinos.
  • Después de la larga y duradera subida, hicimos una parada para descansar, tomar algo de líquido para reponer fuerzas y sacar algunas fotos del entorno.
  • Adentrados en el paraje boscoso y mientras caminábamos, era una gozada escuchar cantar a las diferentes especies de aves que habitan la zona y además durante ese tramo se podía observar también la cara sur de los Montes de Kebdana y sus inigualables vistas hacia el serpenteante río Moulouya, haciendo el camino muy gratificante.
  • Después de andar varios kilómetros más, abandonamos la pista principal accediendo  a un sendero sinuoso que nos llevaría al collado que da acceso a la cima.
  • Decir que esta ruta se realizó siendo primavera y los montes se encontraban repletos de matorrales bastantes crecidos que hacían dificultosa, a veces, el seguimiento de la senda y su avance.
  • Bueno pues progresamos entre senderos y a trocha monte, siempre tomando como referencia el collado situado justo debajo de la cara este del promontorio rocoso donde se divisaba una kábila en ruinas. El ascenso no fue fácil, todos nos llevamos el amargo recuerdo de las señales en piernas y brazos de los arañazos, raspaduras y pinchazos que sufrimos durante el recorrido, ¡menuda paliza!...
  • Posteriormente y una vez en el citado collado, nos pusimos al cobijo de la sombra de una      gran higuera, realizando otra parada técnica para descansar, tomar bebidas, comer algo y por fin emprender la ascensión a la imponente roca.
  • Descansados y ansiosos por llegar a la cumbre nos pusimos a caminar entre senderos de cabras, por un terreno con una ligera pendiente hacia el fondo del barranco, resguardados y a escasos metros de la gran pared vertical de aprox. 100 metros situada en la vertiente sur del pico “Nariz del Indio” o “Yebel Sebaa Reyal” con dirección al segundo collado que se encuentra entre este pico y otro que se ubica justo al lado del anterior denominado “Yebel Mulái Dris” y así poder acceder como pasarela hasta la cima. Comentar que la citada  pared es impresionante, siendo un lugar muy recomendable y virgen para la práctica de la escalada o rápel.
  • Por último, desde este collado por el que hemos accedidos a la cara norte del macizo divisando todo el entorno de la laguna de la Mar Chica, existe una senda que sale a la izquierda conforme llegamos del anterior tramo y que comienza a trepar por una fuerte pendiente entre peñas y rocas y además con un añadido más una considerable caída al precipicio de la derecha que hace no dejar de pensar en la seriedad de la ascensión.
  • Bueno después de unos 250 metros superando lajas y zonas de importantes agujeros debido a la erosión que recuerdan un paisaje lunar,  llegamos a la cumbre más alta de toda la cordillera de los Montes de Kebdana, la conocida como “Nariz del Indio” o “Yebel Sebaa Reyal” con una altitud de 940 metros.
  • Tras el largo esfuerzo tuvimos el merecido premio, unas vistas panorámicas imponentes y maravillosas en todas direcciones: Las Islas Chafarinas, los extensos campos cultivados del Boarg, la laguna de la Mar Chica, los 101 barrancos entre kariat y Cabo de Agua, el Monte Gurugú, Nador, Melilla, Berkane, el río Moulouya, los Montes de Beni Snassen, y un largo etc… sencillamente hermoso e impactante.
  • Repuestos del esfuerzo, emprendimos el regreso tranquilamente deshaciendo los senderos cargados de vegetación y por último las pistas que nos condujeron al punto de partida.
  • También significar que es de las zonas más bonitas que podemos andar por los alrededores de Melilla, donde los paisajes son realmente sorprendentes…
  • Señalar que fue una ruta bastante dura, con nada menos que 15 kilómetros de ida y los mismos de vuelta, total 30 km. recorridos, intercalando 12 km. de buenas pistas con 3 km. de senderos revirados y algunos tramos de escalada, en definitiva ¡genial!.
  • Recomendación: puede ser realizada por cualquier persona que se encuentre en buena forma física y que tenga una mínima preparación en el trekking-senderismo, ya que son 30 km. en total de marcha (ida y vuelta) y aproximadamente unas 9-10 horas invertidas.
¡Como hemos disfrutado, hasta la próxima!...


Para ver o descargarte la citada ruta, el track o los waypoints, pincha el siguiente enlace:



;;
MARRUECOS AVENTURA.