Expedición Moto Trail: Sidi Ifni 2012  
-2ª Etapa-

2ª Etapa - martes 16 de octubre, Después de una noche entre ronquidos y con un frío que pelaba, nos levantamos sobre las 08:30 horas, nos aseamos y desayunamos.

Media hora más tarde, nos pertrechamos la ropa motera, realizamos una pequeña revisión de las motos, colocamos nuevamente los petates y equipajes y dimos el pistoletazo de salida de la segunda etapa del viaje.

con los cuerpos molidos del día anterior desayunamos algo suave...

vieja estufa rudimentaria que aun funciona -Albergue Tislit-

cuadro que hace mención a la leyenda de los novios de Imilchil (interior albergue)

Albergue Tislit -Imilchil-

Bonita imagen del lago al amanecer...

y con la torrija todavía en lo alto echamos a rodar...

dejamos el lago tomando dirección Imilchil

Con un día maravilloso, tomamos dirección Imilchil, único lugar de la zona donde existe gasolinera y se puede repostar, prosiguiendo con bastantes ganas hacia el punto de enlace donde comenzaba el tramo de pista de la jornada.

aprovechamos para poner los GPS a funcionar...

en Imilchil llenamos los depósitos de combustible

y posteriormente enfilamos carretera con dirección Agoudal

Después de 40 km. rodando por una simple carretera que discurría entre pueblos, valles y ríos, alcanzamos por fin el pueblo de Agoudal y la tan ansiada pista que nos llevaría, atravesando el Gran Atlas, hasta el pueblo de Msemrir.

La pista, a simple vista, prometía e invitaba a disfrutarla y no defraudó, era sencillamente genial, totalmente limpia, marcada, ancha, con intercambio de rectas y curvas no muy pronunciadas, y lo más importante si cabe por un paisaje de alta montaña donde las vistas panorámicas del entorno te dejaban perplejo ante tanta belleza… ¡qué gozada!.

Por fin entramos en pista!!! comienzo de la misma...

momentos de euforia por las ganas de rodar sobre tierra...

saludito correspondiente al cámara... jajaja

y otro más... el "gran caballero Kasianen"... jajaja

y otro... este es el "gran caballero Legionario"... claro más serio jajaja

al tajo!!!... ya desde los primeros kilómetros se veía que la pista prometía...

y superó con creces las expectativas... ¡que gozada de pista!

los raiders disfrutando de lo lindo!!!

mi caballo descansando un poquito...

cada 20 km. nos reagrupábamos... cosa importantísima en estos lares!!

Después de 6 km., por la mencionada pista, alcanzamos el primer cruce de pistas marcada con una gran piedra, la cual realiza las funciones de cártel indicativo, y por la que se accede en tan sólo 2 km. al “Cañón, Cascada y Cueva de Ahiam”.

Este es un lugar que merece la pena ser visitado, debido a la espectacularidad de sus formaciones rocosas, a su singular cañón, su importante cascada y su respetable cueva que se ubica al fondo del mismo. Reseñar, que solamente es accesible a pie siguiendo el curso del arroyo unos 300 metros más adelante del bebedero para animales, que se encuentra justo al principio del cañón, donde finaliza cualquier acceso con vehículos. Mi recomendación es visitar este lugar entre los meses de invierno-primavera, ya que la abundancia de agua en la zona será mayor y por consiguiente, la caída de la cascada mucho más espectacular… ahora bien, cerciorarse antes de que no ha caído nevadas y no nevará, ya que haría intransitable y muy peligroso muchísimos tramos hasta llegar a Msemrir.

cruce de pista y cartel indicativo de la "Cueva de Ahiam"

vista de la entrada al "cañón de Ahiam"...

bonita imagen de la moto en medio del cañón...

parada técnica para visitar el cañón, la cascada y la cueva de Ahiam...

y los modelos posando para el recuerdo...

este tiene más estilo... jejeje

el recorrido estaba repleto de curiosas formaciones rocosas...

como podéis ver...

y estos orificios eran muy comunes...

cerramiento realizado por pastores en una de las cuevas del cañón

dos pastorcillos autóctonos de la zona del Atlas... jejeje

escalera junto a la cascada que da acceso a la cueva

panorámica de la cascada de Ahiam

Después de hacer muchísimas fotos, estirar piernas e intercambiar las buenísimas impresiones sobre los primeros kilómetros de pista, reanudamos el camino prosiguiendo por la anterior pista principal con dirección al paso de la cumbre del “Tizi N-Ouano” de casi 3000 metros de altitud.

En este concreto tramo, ¡disfrutamos de lo lindo!, la pista discurría entre imponentes montañas y valles, que con su sola presencia transmitían un aire inhóspito y fantasmagórico que te hacía empequeñecer ante la grandeza y soledad del Gran Atlas.  

Las características de la pista eran inmejorables, ancha, llana, limpia, entre rectas y curvas muy rápidas, en definitiva un placer para pilotar!!!.

Tras 16 km. aprox., alcanzamos el paso del “Tizi N-Ouano” a 2920 metros de altitud, que servía a su vez de un excelente mirador desde donde se podían divisar admirables vistas panorámicas del impresionante cañón que formaba esta cadena montañosa con las demás del entorno.

collado del “Tizi N-Ouano”  - 2920 metros de altitud -

Tiger coronando el collado... jajaja

el paisaje del entorno era impresionante!!!

Después de un rato contemplando tal majestuoso panorama, nuevamente emprendimos la ruta dirección Msemrir.

Comenzamos a descender por una pista bastante buena donde se intercambiaban curvas con rectas, la cual dibujaba sencillamente la ladera y los recodos geográficos del “Tizi-N-Ouano”.

Cuando llevábamos rodado unos 9 km. desde la mencionada cumbre, la pista entró en un tramo de bajada muy brusca, con curvas muy pronunciadas que de esta manera descendía al fondo del impresionante cañón… ¡ojo y precaución en la conducción en esta zona, los barrancos existentes son muy peligrosos!.

Con el subidón de adrenalina, por fin alcanzamos la zona baja de las montañas, cruzando el cauce de un río seco y accediendo así a las primeras casas que veíamos por el lugar desde que abandonamos Agoudal.

proseguimos la ruta cruzándonos con burros cargados hasta los topes de leña ... ya podéis adivinar por quiénes eran guiados... ¡vaya tela!

desde la parte más alta del collado se divisaba algunos tramos del descenso... 
¡¡ menudas imágenes !!

disfrutando en la zona de horquillas... ¡ojo tramo peligroso!

lugar donde finalizaba la pista y comenzaba la carretera (rota pero carretera)

río seco que proviene del cañón que forma el Tizi N-Ouano y la cordillera ubicada al sur de ésta... 

Desde aquí, rodamos entre tramos de pista y asfalto (bastante malos) que se sucedían unos con otros y siempre por el margen izquierdo del río Dades, que se encontraba repleto de campos cultivados siendo un deleite para la vista.

Después de 24 km, alcanzamos Msemrir, un pueblo considerable en el cual podemos encontrar de todo, y especialmente destacaría unos encantadores albergues y restaurantes bastante acogedores que se situaban en la calle principal. Este es un lugar que puede servirnos de punto para repostar, comer, descansar, reparar los vehículos, etc…

Hacer constar, que durante estos tramos de pista, es decir de Agoudal a Msemrir, nos encontramos y cruzamos con varios grupos de moteros que realizaban la misma etapa pero todos al revés de nuestro sentido… lo señalo por la tranquilidad que se percibía al cruzarte con otros aventureros que en cualquier momento te pueden servir de ayuda si te encuentras con algún problemilla durante la realización de la misma.

Retomamos el rumbo por una carretera algo más sinuosa que los anteriores tramos, donde hay que tener especial precaución debido a la estrechez y cerramiento de algunas curvas además de la importancia de los barrancos por la que discurre.

Subrayar que en los siguientes tramos de carretera existen dos puntos concretos de especial belleza, uno es un lugar donde han escavado literalmente la roca para que así puedan transitar los vehículos por ella existiendo un descomunal precipicio al otro lado, y el otro es resumidamente la bajada de la meseta hasta el cauce del río por un intervalo sucesivo de curvas en horquillas que es simplemente espectacular.


en ruta accediendo a la Garganta del Dades

vista del río Dades a su salida de la garganta

Acto seguido, continuamos por el cauce del río Dades, que repleto de vegetación nos acompañó hasta alcanzar el lugar turístico estrella de la zona, conocido como “La Gargantas del Dades” o “Taghia n´Imdiazen”.

Se trata de la segunda garganta más famosa de Marruecos, después de las de “Todrah”, diferenciándose de esta última en algunos detalles como por ejemplo que son más estrechas (entre10-20 metros aprox.), con menos metros de longitud (entre 400-500 metros aprox.) y en altitud (entre 100-150 metros aprox.)… es decir, una penetrante hendedura o desfiladero que se abre curiosamente camino en la montaña rocosa, ofreciendo así una impresión verdaderamente impactante de éste singular fenómeno de la naturaleza, y discurriendo además por su interior el río Dades, existiendo apenas cabida para la carretera y dicho río.

En este punto, paramos un ratito para estirar piernas, tomar fotos y contemplar embobados tan alucinante espectáculo geográfico.

Con la imagen de las grandes paredes rocosas todavía en la retina, y tras rebasarla, proseguimos rodando por la citada carretera a un ritmo bastante lento, pudiendo contemplar así el precioso entorno con sus innumerables e incomparables postales paisajísticas.

entrada a la garganta...

imagen impactante!!!

operarios arreglando la carretera en plena garganta... el riesgo laboral aquí no existe!!!

panorámica de la "Garganta del Dades” o “Taghia n´Imdiazen”

otra bonita vista más...

aprovechamos para sacar fotos y descansar

otra instantánea más para el recuerdo...

Después de casi 3,5 km aprox., alcanzamos otro de los puntos más turísticos y destacables de esta zona y ruta, conocido como “Tissadrine" o la “Serpiente”.

Definidamente, es un asombroso cañón con un significativo desnivel de aprox. 200 metros, con la característica de que la carretera procede serpenteante por las vertiginosas paredes del impresionante cañón desde su parte más alta hasta lo más profundo de la depresión.

Justo antes de comenzar a descender, existe un albergue-hotel y un recodo en una curva, a escasos 50 metros más abajo del primero, que sirven de privilegiados miradores del extraordinario entorno, desde donde podremos sacar increíbles fotos y contemplar el paisaje.

Un inciso, después de descender la “Serpiente”, la carretera se vuelve más bien buena, muy revirada pero rápida, de dos carriles uno para cada dirección, lo suficiente para circular tranquilos.

y sin darnos cuenta llegamos al mirador sobre el cañón del río Dades...

que daba paso y descendía por la famosa carretera conocida como...

 La “Serpiente” o “Tissadrine” 

otra panorámica más...

foto de familia en tan curioso lugar

Una vez abandonado este punto, proseguimos la ruta con dirección a un Albergue-Restaurante, de nombre “Chez Pierre”, que un buen amigo de la zona me había recomendado por sus distinguidos platos.

Por fin llegamos al citado hotel, y todo lo que me habían comentado era cierto, es más, lo superaba.

Este es un pequeño hotel encaramado a la falda de la montaña rocosa, decorado con mucho gusto, con habitaciones bastante acogedoras, piscina y vistas panorámicas envidiables del cañón que forma el cauce del río Dades. Subrayar la gran cocina que posee este establecimiento, y las exquisitas y profesionales manos de sus cocineros, que han sabido conjugar la materia prima del lugar y convertirlos en platos totalmente occidentales que no tienen nada que envidiar en vistosidad y gusto a cualquier restaurante con renombre por ejemplo de España. Aunque no tienen una carta amplia en variedad de platos, y creo que es el único de toda la zona del Dades que se han especializado en cocina occidental y no marroquí, cosa que se agradece cuando llevas ya varios días en el país comiendo lo mismo, puedo constatar que todos, es decir todos, están realmente ricos y deliciosos, no siendo un plus extra a la hora de pagar, ya que tiene una competitiva relación calidad-precio, y además sirven cerveza bien frías…. Jajaja, alguien da más!!!.

Ah se me olvidaba, es regentado por un magnífico profesional que te hace la estancia súper agradable y te ayuda desinteresadamente en lo que necesites… ¡Bravo!.

Pues sí, lo recomiendo totalmente y seguro que la próxima vez que pase por la zona volveré a comer allí.

después de unas cuantas horas sobre la moto paramos a comer...

en un albergue-restaurante que me habían recomendado denominado "Chez Pierre" 

y aunque por fuera no parecía gran cosa...

por dentro era bastante acogedora y sobre todo decorada con mucho gusto

salón bar del albergue

varias de las terrazas con vistas al cañón

hermosa piscina en la parte alta del recinto

y dos turistas esperando la "harera"... jajaja

En fin, después de tan buen rato comiendo en “Chez Pierre”, continuamos con tranquilidad y paciencia dirección al siguiente punto turístico que nos habíamos marcado en la etapa.

Rodados 9,5 km. aprox. entre casas y suaves curvas, llegamos a las cercanías del pueblo de Ait Larbi, para visitar otra de las atractivas y curiosas zonas del Dades y de todo Marruecos, conocida por innumerables formas llamativas como “el cerebro del Atlas”,”los dedos de Dios”, “los pies del Atlas”, etc... siendo la más común “los dedos de monos”, etc…

Se trata de un espectáculo rocoso muy peculiar, de curiosas formaciones por la erosión de la misma, con capas de estratos de arenisca roja erguidas y casi perpendiculares, de casi 200 metros de altura, simulando figuras que se asemejan bastante a los dedos de los monos. Además de todo esto, está enmarcada en un bellísimo y pintoresco valle con varias kasbahs en su base que hacen del paisaje uno de los más bonitos del Atlas.

con la barriga repleta continuamos hasta el siguiente punto turístico de la etapa...

ubicado junto al pueblo de Ait Larbi y conocido como "los dedos de mono"

peculiares formaciones rocosas erosionadas por el paso del tiempo

su imagen es bastante impactante!!

y sus formas muy llamativas!!

después de varias fotitos proseguimos la ruta...

Sacadas las instantáneas de rigor y extrañados con la singularidad y belleza del entorno, proseguimos rodando para completar el último tramo de la etapa.

Después de aproximadamente 15,5 km., enlazamos con la carretera nacional N-10 en el centro de Boumalne Dades, girando a la derecha y encaminándonos dirección a El Kelaa Mgouna.

Esta es una carretera muy transitada de vehículos y peatones, ya que durante bastantes tramos de la misma, entre Boumalne Dades y Skoura, discurre entre viviendas que se han ido levantando en los últimos años a ambos lados de la vía, haciendo la circulación algo lenta y con algunas retenciones.

Pasadas las ciudades indicadas, llegamos a Ouarzazate, hospedándonos en el Hotel Oscar, dentro de los Estudios Cinematográfico del Atlas, donde suelen rodar numerosas películas cada año, algunas de relevancia internacional.

Bien acomodados, cenamos y aprovechamos para tomarnos unas cervezas mientras comentábamos las anécdotas de la etapa. Después de 1 horita y tres cervezas por cabeza, nos marchamos a dormir con el cuerpo hecho polvo y el cansancio latente por los kilómetros acumulados…

descansando en la ciudad de Skoura

y por fin llegamos a Ouarzazate... cenando en el Hotel Oscar 

y para despedir el día, lo celebramos con unas cervezas!!!

En definitiva, efectuamos la jornada sin complicaciones alcanzando el destino aprox. a las 20:30 horas.

Total 2ª Etapa 281 km.: 214 de asfalto y 67 de pista.
Itinerario: Imilchil-Agoudal-Msemrir-Dades-Ouarzazate

Para ver o descargarte la citada ruta, el track o los waypoints, pincha el siguiente enlace:             http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5199861



Próximamente la 3ª Etapa: Ouarzazate-Agouim-Lago Ifni-Aoulouz-Oulad Berhil.

;;
MARRUECOS AVENTURA.