Ruta Moto Raids Erg Chebbí 2011

Ruta Moto Raids Erg Chebbí 2011 
Otra ruta más al siempre divertido desierto, y como de costumbre lo hemos pasado ¡¡¡¡ GENIAL !!!!...
Que tal seguidores, después de 5 días vacilando como niños sobre nuestras motitos y viviendo experiencias inolvidables en el desierto de Merzouga, trataré de contaros de forma general el relato del viaje, no os hago esperar más, un saludo...

Miércoles 12 de enero,
 después de quedar a las 16:00 horas y tras cruzar la frontera de Melilla-Beni Enzar, en la que perdimos 1 hora y media como siempre, nos pusimos en ruta con dirección a Guercif. El grupo lo formábamos 9 moteros, con 4 todoterrenos con sus  respectivos remolques donde iban a buen recaudo las tan apreciadas motos de enduro.  Caída la tarde, y después de tomar un reconfortante té en la ciudad de Guercif, nos adentramos en la carretera hacia Midelt (por Outat El Haj y Missour) conocida como “la Interminable”, la cual a esa hora carecía prácticamente de tráfico alguno y sin darnos cuenta enfilamos la carretera nacional hacia Er Rachidia. En definitiva, realizamos el trayecto sin problemas que reseñar llegando al destino, el Albergue de “Ali el Cojo” en Merzouga, aprox. a las 02:30 horas de la madrugada. Una vez allí, deslingamos las motos, cenamos y bastante agotados por la conducción nocturna nos fuimos a dormir, ansiosos por lo que se avecinaba al día siguiente…


Con las motos eslingadas nos dirigimos a la frontera...

Pedazo de cola nos chupamos...

y por fin en ruta camino de Nador

Parada para cambiarle el agua al canario, je je...

Jueves 13 de enero, después de desayunar, de realizar un pequeño breaffing de la etapa, y de preparar las motos y los equipos, ¡por fin! comenzamos a rodar sobre las 10:00 horas. Salimos con un maravilloso día, por la pista principal que bordea las grandes dunas del Erg Chebbi, por su cara oeste, dirección pueblo de Merzouga. A su salida, nos reagrupamos y revisamos las motos, asegurándonos de no tener ninguna anomalía inoportuna. Seguidamente, nos adentramos en el mar de dunas cruzándolo de oeste a sur, donde se requería un pilotaje más fino y seguro debido a las gigantescas crestas de las dunas, haciendo de la conducción una enorme gozada y diversión… ¡qué guay!.

Una vez fuera de las arenas, tomamos rumbo sur hacia el pueblo de Taouz por una pista bien marcada, ancha y limpia sin piedras, con rectas y curvas no muy pronunciadas, hasta que poco a poco nos metimos en unas pequeñas montañas algo empedradas que tuvimos que atravesar ya que la pista acababa en este punto.

Después de subidas y bajadas tipo enduro a trocha monte, circulamos por una zona de pequeñas dunas muy traicioneras y peligrosas, debido a que la arena era prácticamente polvo y las ruedas se hundían literalmente provocando varias caídas sin importancia.

Cuando finalmente salimos a la carretera, avanzamos por ella hasta enlazar con una antigua pista de terreno blanco, al principio un poco liosa hasta que cruzamos el río Ziz, la cual se convertía en bastante rápida y limpia pero polvorienta, así rodamos hasta el pueblo de Ouzzina.

Llegados a este lugar, nos reagrupamos nuevamente, echamos una ojeada a las motos, descansamos un poco y proseguimos rodando dirección oeste con respecto a este último pueblo y no al sur por donde discurre la pista antigua y principal que cruza el llamado Erg de Ouzzina. Esta pista, concretamente no la habíamos realizado nunca y fue todo un disfrute. Rápida y limpia atravesaba una bonita llanura de acacias para más tarde recortar camino hacia Remlia, por un paso entre montañas y salir finalmente a la cara norte del Erg Ouzzina el cual bordeamos siempre con rumbo suroeste hacia una gran subida de arena que se internaba en las pequeñas montañas buscando una preciosa garganta que daba salida a la llanura este de Remlia. Desde aquí, y pasada la garganta, tomamos dirección sur atravesando una gran duna asentada sobre las montañas del entorno, que separaba esta llanura de la pista antigua y principal que se dirige al pueblo de Remlia, en aprox. unos 4,5 km.

En Remlia, bajo la mirada de curiosos y niños, repostamos las motos, nos tomamos un buen té, descansamos, sacamos algunas fotos y continuamos hacia el “Oasis de Mharech” o “Portal de Belén” como lo conocen algunos.

Bueno, este último tramo antes de comer fue un poco complicado… La pista se adentraba en un río arenoso, más bien polvoriento, donde las numerosas roderas te atrapaban cubriendo las ruedas hasta casi la mitad, haciendo la conducción bastante peligrosa. A la mitad de este tramo, vino la única nota mala o susto de toda la ruta, uno de los pilotos al salir de una rodera algo profunda y en curva, se le bloqueo la rueda delantera y salió despedido varios metros por encima de la moto sufriendo una caída realmente fea. Menos mal que todo quedó en un susto y en una anécdota más del viaje.

Con todo lo sucedido, al fondo divisamos el paso entre montañas que nos conduciría al “Oasis de Mharech”, uno de los sitios más bonitos y sencillos de todo el desierto de Marruecos (ver entrada)… Dentro del oasis nos pusimos al cobijo de la palmeras junto al camping existente allí, de nombre Auberge Camping Oasis Mharech, y nos dimos un pequeño festín con todo el pic nic que llevábamos encima, no quedó ni las migas je je… Para terminar de hacer bien la digestión, nos prepararon un delicioso té que nos terminó de amodorrar…

Traspuestos de la comida y con la tarde echada encima, nos animamos unos a otros, arrancamos las motos y a rodar. Continuamos por una de las llanuras desérticas presaharianas más extensas del desierto marroquí, llegando alcanzar velocidades de 140-150 km/h ¡para cagarse en las bragas!...

Después de unos 15 minutos por esta planicie, giramos a la derecha adentrándonos en las montañas y enlazando con una divertidísima pista principal, limpia, rápida y revirada (con bastantes peraltes y saltos) en la que disfrutamos muchísimo con la moto. Entre pistas y paisajes espectaculares, y con la tarde cayendo sobre nuestras espaldas, salimos a la carretera entre Taouz y Merzouga prosiguiendo hasta nuestro albergue.

Total 1ª etapa 230 km aprox., 217 de pista y 13 km de carretera. Itinerario: Merzouga-Taouz-Ouzzina-Remlia-Oasis Mharech-Merzouga.


1ª etapa antes de salir del albergue

Puesta a punto de los GPS

y a rodar ¡que guay!...

Bonita subida de arena y piedras...

Preciosa panorámica con Taouz al fondo a la izquierda

Estaban blandas ehhhh?...

Fotitos mientras esperábamos a los demás...

Otro toque a los GPS para decidir la ruta

Descanso a la entrada del pueblo de Ouzzina

¡Qué paisajes más espectaculares!

De repente una pequeña anomalía en una moto...

Que se solucionó rápidamente

Dos beduinos tomando el sol

Formaciones rocosas muy curiosas al estilo Far West

Foto de familia

Repostando en el pueblo de Remlia

Mientras algunos retocaban moto y equipo comprobando que todo estaba correcto

Continuamos por una pista mala, polvorienta y peligrosa (roderas profundas)...

Que provocó la caída más chunga que tuvimos

Pero nuestro león se repuso al instante

Peculiar remolino de aire que nos pretendía atrapar je je...

Y por fin el tan ansiado paso al Oasis de Mharech

Foto de grupo junto al cartel del albergue

Y a la sombra de una gran acacia junto al albergue...

Nos pusimos las botas

Vista panorámica del paso del Oasis de Mharech

Otra vista más

Llanura presahariana de Mharech

Algo agotados nos refrescamos en este pozo

Y con el sol ocultándose acabamos la etapa

Fatigados cenamos comentando las anécdotas del día


Viernes 14 de enero, desayunados y con las motos revisadas, comenzamos a cabalgar siendo las 10:00 horas. Algo cansados del día anterior, pero con ganas de más, decidimos quedarnos ese día en las grandes dunas del “Erg Chebbí” y recorrerlas de principio a fin, de Este a Oeste y de Norte a Sur... Pues lo dicho, gas a fondo y pura diversión, entre rodadas, crestas, peraltes, saltos, subidas imposibles, bajadas de infarto, etc... pasamos el día de puta madre, hartos de tanta arena, pero con sensaciones que no se olvidarán en mucho tiempo.

Para mejorar el día, aún si cabe, fuimos a la gigantesca duna del Oasis de Oubira (ver entrada), que se encuentra en el extremo Este del Erg Chebbi, donde nos recreamos una media hora fundiendo las máquinas que increíblemente aguantaban una envestida tras otra…
Cuando finalmente nos encontramos casi exhaustos, pusimos dirección a uno de los albergues ubicados en la cara Noroeste del Erg, donde nos instalamos cómodamente y nos dimos un merecido banquete (tajines, keftas, kalias, etc)… Seguidamente, y algo cansados por el desgaste de la arena, hicimos unos kilómetros más por las majestuosas dunas, cruzando de Norte a Sur el imponente Erg con dirección al pueblo de Merzouga para finalmente enlazar con otra pista hasta Hassi Labied donde se ubicaba nuestro albergue.

Como todavía era temprano y quedaban algunas horas de luz, aprovechamos para arreglar algunas averías leves y revisar las motos para el día siguiente.

Caída la noche, nos duchamos, cenamos y entre cubatas y risas comentamos las anécdotas del día y organizamos la última etapa.

Total etapa 60 km de dunas. Itinerario: Vuelta al mar de dunas del Erg Chebbí.



Temprano nos fuimos preparando para la 2ª etapa

Seguidamente respostamos las motos... 

En una equipada estación Cepsa je je...

Bonita foto con los niños del lugar

Y empezamos a cabalgar por el imponente mar de dunas

Poco a poco íbamos avanzando con dirección al Oasis de Oubira 

Algunas crestas eran difíciles de pasar

Después de un rato alcanzamos el citado Oasis

Con su gigantesca duna

En la que nos entretuvimos una media hora intentando subirla...

y bajarla...

Panorámica de la cresta de la gran duna del Oasis de Oubira

Más tarde, seguimos navegando por el Erg con dirección Noroeste

En fila como en el cole ja ja...

Sin perderse las sorprendentes panorámicas que se podían divisar

Pero cuando no se va concentrado...

Pasa lo inevitable, catacrash!!!

Para descansar un poco decidimos comer en uno de los albergues

¡Vaya atracón muchacho!

Algunos entrenaban más de boquilla...

¡vaya tela!

Con el buche lleno proseguimos rodando...

Con el sol de frente había que pilotar con mucho cuidado

Sobre todo en las grandes crestas que apenas se diferenciaba su final

Al momento el atardecer nos cogió por sorpresa...

Pero al instante llegamos a nuestro albergue

Que caretos de cansancio


Sábado 15 de enero, después de desayunar comenzamos con ganas el último día y etapa… Nos propusimos llegar desde Merzouga hasta la zona de los Decorados Naturales de Tinheras donde nos esperaba un enduro del bueno.

Al principio la pista desde Merzouga era bastante buena, amplia, limpia y rapidísima ya que discurría entre llanuras que enlazaban unas con otras superando, de vez en cuando, pequeños ríos y tramos de arena que se cruzaban en el camino haciendo del paisaje con las acacias a los lados algo realmente mágico.

Más tarde, enlazamos con una pista polvorienta (polvo blanco) de rectas interminables que no era muy buena para la conducción, haciendola más bien aburrida.
Al final de este tramo, por fin, divisamos a lo lejos las montañas de referencia que nos indicaban el Decorado Natural de Tinheras, bonito y sencillo paisaje que hacen de él un escenario curioso y magnífico para rodar películas de aventura…

Ya en la zona, aprovechamos las lomas de arena y trialeras de piedras que subían hasta las cumbres de las montañas para hacer un enduro exigente en toda regla ¡qué flipe!...

Cansados y algo agotados por el desgaste físico, del querer y no poder coronar las cumbres, decidimos salir de la zona y dirigirnos por pistas y senderos entre cultivos y palmerales hasta la ciudad Rissani donde teníamos pensado comer algo. Este tramo se hizo un poco pesado, debido a que el terreno estaba muy seco y al pasar los primeros pilotos ya no se veía un carajo teniendo los demás que ir parando continuamente para poder ver bien y no tener ninguna caída.

Una vez en carretera y en Rissani buscamos un descampado y a la sombra de un gran árbol comimos al estilo romano (tumbados con el bocata en la boca) je je, algunos hasta roncaron aprovechando una pequeña siesta…

Bueno para terminar, recorrimos varios tramos con diferentes terrenos hasta llegar a Merzouga: un poco de dunas bajitas, algo de pistas dakarianas, tramos de ríos de arenas, etc… dejándonos un buen sabor de boca como colofón a la ruta.

Al llegar, nos pusimos manos a la obra, eslingamos las motos, recogimos todo el equipo y maletas, y lo dejamos todo preparado para salir tempranito al día siguiente y así regresar con buena hora.

Como de costumbre, cenamos , bebimos, visualizamos las fotos y videos entre comentarios y risas, y lo más importante, festejamos otra ruta más a nuestras espaldas realizada de forma brillante, sin problemas ni incidencias que reseñar, ¡DE LUJO!... 

Total etapa 118 km, 107 de pista y 11 km de carretera. Itinerario: Merzouga-Decorado Natural de Tinheras-Palmeral de Rissani-Rissani-Derkaoua-Merzouga.

3ª y última etapa


Otra vez repostando las máquinas

Y por fin un poco de enduro del bueno

Menudas crestas y que juego daban...

Decorado Natural de Tinheras

 Exigentes trialeras de arena y piedras

La afición animando a los rezagados
Palmeral de Rissani

Lomas de arena en el Decorado Natural de Tinheras

Y mirador en el mismo lugar...

Al mediodía nos clavamos el pic-nic a la sombra de un buen árbol

Para despedirnos rodamos una media hora en las divertidísimas dunas

Como siempre la foto de despedida...

Y tranquilamente emprendimos el triste regreso

Por paisajes que nos obligaban a volver...


Domingo 16 de enero, emprendimos el regreso aprox. a las 9 horas, haciendo varias paradas en el camino para descansar y comer, realizando la vuelta sin ninguna anomalía que reseñar. Resignados por el retorno pero con el pensamiento de volver el próximo año.

Próximamente se publicará los tracks y waipoints de las etapas.

Aquí os dejo varios vídeos de las etapas, que lo disfruten...



Oasis de Mharech

Dunas del Erg Chebbí

Leñazo que te crío...

Subida a la gran duna del Oasis de Ali El Cojo -Erg Chebbí-

Bajada de la gran duna del Oasis de Ali El Cojo -Erg Chebbí-

Trialera en el Decorado Natural de Tinheras

Trialera en el Decorado Natural de Tinheras

Subida a una duna vertical -Decorado Natural de Tinheras-



Subida a una duna vertical -Decorado Natural de Tinheras-

Subida a una duna vertical -Decorado Natural de Tinheras-

Subida trialera de arena -Decorado Natural de Tinheras-


;;
MARRUECOS AVENTURA.