Oasis de Oubira -Erg Chebbi-

Oasis de Oubira -Erg Chebbi-

¡Que lugar más impresionante y bonito!

Preciosa panorámica del Oasis de Oubira

El oasis cobijado en una de las grandes dunas de la parte oriental del Erg Chebbi


Durante el día las arenas cambian a diferentes tonalidades de color

Otra vista más

Otro color más

Y otra imagen de cerca más

Paso de dunas pequeñas entre el Oasis de Oubira y el pueblo de Merzouga

Navegando entre las dunas alrededor del oasis

Todoterrenos superando las crestas que acceden al oasis

Entrada a uno de los albergues del oasis

Grupo de vehículos al margen derecho del oasis

Otro albergue más

Y otro más

Haimas colocadas alrededor del palmeral

Vehículos a la sombra del oasis

Caravanas de dromedarios descansando junto al oasis

Turistas llegando al oasis al atardecer

Bonita foto de un lugareño con sus dromedarios

Todoterrenos atascados en las dunas junto al oasis

Vista de las grandes dunas que rodean el oasis (desde el río de arena)

Navegando hacia el oasis, zona noreste del Erg Chebbi

Zona intermedia del pasillo de dunas pequeñas proveniente de Merzouga

Río de arena por la parte exterior del Erg (zona este) cerca del oasis



  • Esta vez toca una de aventureros, uno de los lugares más pintorescos, impactantes y turísticos de todo Marruecos. Situado en el sureste marroquí, junto a la frontera con Argelia y a las puertas del desierto del Sahara, a unos 5 km del pueblo de Merzouga, a 25 km de la ciudad de Rissani, a 45 km de Erfoud, y en el interior del denominado Erg Chebbi en su cara este.
  • Se encuentra dentro de una concentración de dunas de diferentes tamaños llamada Erg Chebbi en su parte este, y al pie de una gigantesca duna que posee una altura de aproximadamente 140 metros, siendo la más alta del lado este del Erg.
  • Se puede llegar por dos sitios, cruzando prácticamente todo el Erg desde Merzouga y también por la cara este proviniendo del río seco de arena.
  • Aquí se pueden realizar numerosas actividades y experiencias que jamás se olvidaran, como por ejemplo montar en dromedario cabalgando sobre el mar de dunas, dormir en haimas bereberes al aire libre en el interior del Erg Chebbi o en algún oasis provisto para ello observando un cielo maravilloso repleto de estrellas, contemplar la salida o la puesta del sol en el horizonte encaramado sobre las dunas más altas, adentrarse en las arenas de las grandes dunas con vehículos 4x4, motos de campo o quad para disfrutar en grande de la conducción off road, practicar descenso con esquís sobre las dunas, pasear tranquilamente por sus alrededores, etc…
  • Hasta aquí, se puede llegar perfectamente en moto de enduro, quad o 4x4, pero eso sí, con algún guía o con las coordenadas de un GPS ya que es un poco lioso y no se divisa el oasis hasta que estas justo debajo de la gran duna que lo protege y también por las altas dunas que lo rodean.
  • El turismo en este lugar se ha masificado, sobre todo en los puentes vacacionales españoles, donde es frecuentado por cientos de turistas cada día, siendo por ello bastante peligroso la entrada y salida al mismo ya que la afluencia de vehículos todoterreno por todas partes es considerable (con alguno de estos pasado de revoluciones y haciendo el cafre).
  • Se han instalado en el mismo oasis varios campamentos y albergues, y algunos más por los alrededores con todo tipo de servicios, donde podemos dormir en confortables camas instaladas en pequeñas haimas, aseos para las necesidades personales, cómodas haimas grandes para servir el desayuno, almuerzo y cena, etc… Una recomendación: si pretendemos quedarnos a dormir en este lugar, por la noche suele bajar bastante la temperatura y hacer frío, por lo que se recomienda llevar ropa de abrigo y mantas si vamos a dormir en tiendas de campaña o haimas (en invierno se rondan los 0º grados).
  • Si entramos por la parte este del Erg accediendo desde el río de arena, recorreremos aproximadamente unos 400 metros hasta llegar al oasis, aquí las dunas son algo altas y difíciles ya que hay bastantes dunas cortadas en forma de pico en las que con mucha frecuencia podemos quedarnos atrapados. Tendremos que ir avanzando poco a poco e ir navegando entre las lomas de las dunas más redondeadas para evitar atascos y sustos indeseados. Y si por el contrario provenimos desde el pueblo de Merzouga cruzando todo el Erg, andaremos aproximadamente unos 4 km., en esta parte las dunas son algo más bajas y fáciles pero se complica algo al acceder a la gran duna (entrada del oasis) ya que estas se vuelven altas y picudas pero sólo son unos 300 aproximadamente este último tramo.
  • ¡Ah! es especialmente importante, que si vamos a realizar conducción por las dunas e introducirnos en el oasis, es obligatorio y necesario para nuestra seguridad y tranquilidad, ir preparados y provistos de algunos materiales básicos para el 4x4 como eslinga, planchas, pala, etc…por si nos quedamos hundidos o atascados en la arena.
  • Hace ya algunos años, este oasis era poco conocido y por ende llegaban sólo algunos aventureros como el que suscribe, haciendo de este precioso lugar algo mágico y encantador, en el que podías tomar un reconfortable té tumbado en una alfombra junto a las palmeras y en donde entrabas en trance sólo con el silencio del entorno al contemplar las majestuosas dunas frente al oasis, pero ya no es así, debido a la masificación de turismo que está sufriendo esta zona. Incluso así, es un punto obligado de visitar si vamos por la zona.
  • Es muy recomendable su visita (a ser posible fuera de los puentes y épocas vacacionales).

Ruta de Senderismo Melilla-Monte Gurugú (Castillo de Basbel-Pista de los Monos-Cascada Cola de Caballo-Pista de los Leñadores)


Salida a las 08:00 horas, todavía dormidos

Y comenzamos andar dirección frontera de Hardú (Barrio Chino)

Cruzada ya la frontera, remontábamos muy contentos la zona de Hardú

Canteras en la zona baja del Monte Gurugú

Otra cantera más

Avanzando por un tramo repleto de cardos borriqueros ¡mamma mia!
Empezamos a enfilar la carretera que discurre por el interior del M. Gurugú (zona baja)
Nos encontramos algunas tortugas por los senderos

Primera parada técnica para descansar y beber algo
(segunda área de camping, zona media del M. Gurugú)
Pista por la que se accede hacia la parte alta del M. Gurugú

Buscando camino entre la frondosa maleza (zona alta M.Gurugú)
Y por fin la carretera (cerca del castillo)

Curiosa bola con pinchos que se puede comer (según los lugareños)

Primero, se pisa para quitarle los pinchos que la recubren
Segundo, se limpia bien de peluzas

Y tercero, se come (tiene sabor alcachofa)
Escalando entre rocas para enfilar el último sendero hasta el castillo

Último sendero antes de llegar al castillo

Y llegamos a la cumbre, Castillo de Basbel -Monte Gurugú-
Imagen algo fantasmagórica frente al torreón -Castillo de Basbel-
Tres amigos felices después del esfuerzo empleado en ascender

Espaciosas habitaciones en la planta baja del castillo

Reponiendo fuerzas en la planta intermedia del castillo
Principio de la pista de los Monos

Panorámica del bosque por donde discurre la pista de los Monos

Avanzando por la mencionada pista (principio)

Entrada en la zona frondosa del bosque donde habitan los macacos

Otra imagen más
Y por fin salieron los macacos a recibirnos

Algunos nos vigilaban desde la copa de los pinos

Les dimos cacahuetes para comer

Y proseguimos el camino
Existen zonas que son de película

Seguíamos firmes por senderos hacia la cascada

En esta zona había que superar con cuidado los zarzales

Vaquitas pastando tranquilamente


Comienzo del barranco de la cascada

Bordeando el barranco por la pista para dar directamente a la cascada

Bonita imagen del barranco de la cascada "Cola de Caballo"
Sorteando las grandes rocas hasta llegar a la caída de la cascada

Final del barranco

Pozas que anteceden al salto de agua de la cascada

Algunas invitaban a darse un baño

Otra poza más

Caída de la cascada "Cola de Caballo"

Otra foto más

Panorámica del barranco justo antes de la caída
Y luego, bajamos hasta el fondo de la cascada
Aproximándonos a la caída de la cascada

Pared vertical por donde cae el salto de agua

Otra imagen más
Que pena que había poca agua

Pequeña cortina de agua

Descansando debajo de la cascada
Otra vez en la ruta por preciosos senderos

Bonitos paisajes por el camino
Otra más

Algunas zonas están sufriendo la deforestación

Daba pena contemplar estas imagenes tan crueles

Otra vista más del horror provocado

Fuente natural donde los lugareños cogen agua y lavan la ropa

En la ruta, bordeando los barrancos (cerca del pueblo de Karmoud)
Dominguero intentando coger unos pocos higos

Otro barranco más por la zona

Remontando las últimas subidas
Y enlazamos con la pista conocida como la de los "Leñadores"
Hoy en día, esta pista ha sido reconvertida en vía de senderismo
Es bastante agradable de andar por su frondosa vegetación

Seguidamente salimos a la primera zona de camping del M. Gurugú
(ubicada en su parte baja y en deshuso)

Ya en grupo, abandonamos el M. Gurugú con dirección Melilla

Heridas de guerra
Los Supervivientes

  • Salimos de Melilla siendo las 08:00 horas, con dirección frontera de Hardú o del Barrio Chino.
  • El grupo lo formábamos 9 aventureros con ganas de naturaleza y bastantes kilómetros a la vista.
  • Cruzamos dicha frontera y tomamos a la derecha una pista que se dirige hacia la carretera que va desde Beni Enzar a Farhana, para continuar unos 200 metros aprox. más adelante y girar levemente a la izquierda para comenzar a subir al Monte Gurugú por una antigua carretera que finaliza en unas canteras existentes en su parte baja.
  • Seguidamente, adentrados en la zona boscosa, comenzamos ascender en linea recta dirección Castillo de Basbel, a veces campo a través, por senderos, pistas y carreteras (un poco de todo, je je…).
  • Después de una hora y media andando hicimos una parada, para descansar y tomar algo de líquido para reponer fuerzas, concretamente en una curva a la derecha en la zona intermedia del Monte Gurugú donde existe un área de camping.
  • Unos 15 minutos después, proseguimos el ascenso hasta alcanzar la carretera que conduce al Castillo de Basbel, punto donde realizamos otra parada técnica para descansar.
  • A partir de este punto, avanzamos en línea recta a veces prácticamente escalando entre grandes piedras y otras entre senderos, siempre tomando como referencia el Castillo de Basbel que nos contemplaba desde lo más alto de la montaña, ¡menuda paliza! hay que estar un poco en forma para afrontar este tramo.
  • Y por fin llegamos al legendario castillo, que aquel día tenía un aspecto fantasmagórico, debido al cielo encapotado y a las nubes que lo envolvían. Aquí paramos un rato para tomar unas fotos del lugar y algunas panorámicas del entorno, ya que se encuentra situado en un promontorio de roca e imponente mirador natural, seguidamente también aprovechamos para descansar y reponer fuerzas bebiendo y comiendo algo de fruta.
  • Más tarde bajamos del castillo, recorrimos de frente unos 200 metros hasta llegar a una bifurcación, donde cogimos la pista de la derecha llamada “de los monos” que se dirige al pueblo de Zoco El Hach.
  • Significar que esta zona es muy bonita de andar ya que tiene abundante vegetación e intercala bosques de pinos con verdes prados, ¡que bello lugar!.
  • En esta pista, como casi siempre, nos encontramos con un grupo de monos (macacos del Atlas) a los cuales estuvimos dándole algo de comida, jugueteando con ellos y sacando algunas fotos para el recuerdo.
  • Después de continuar por esta unos 3 kilómetros aproximadamente, llegamos a un barranco entre montañas formado por piedras sueltas bastante grandes y redondeadas debido a la erosión del agua, ya que por allí discurre un riachuelo que desemboca en una cascada considerable denominada “Cola de Caballo”.
  • En este lugar, descendimos entre grandes rocas y pozas de agua hasta alcanzar la singular cascada, con una caída cortada de unos 60 metros de altura, la cual era bastante llamativa e impactante, además de poderse contemplar desde allí todo el frondoso barranco que se abría entre las montañas pudiendo divisar a lo lejos la preciosa costa de Taxdirt.
  • Antes de bajar al cobijo de la cascada (punto inferior), donde existe una poza en la que decidimos hacer la parada para comer, realizamos algunas fotos para el recuerdo. Acto seguido, emprendimos una fuerte subida campo a través (por la izquierda de la cascada) hasta llegar a una pista por la que avanzamos unos 100 metros en línea recta para e inmediatamente bajar, otra vez campo a través, hasta la parte inferior de la cascada. ¡Ojo! este tramo es dificultoso, ya que tiene bastante pendiente, con muchísima vegetación, bancales considerables y piedras sueltas.
  • Ya relajados y maravillados por la belleza de la cascada “Cola de Caballo”, descansamos allí (una media hora) a la sombra de la pared vertical de su caída, sirviéndonos como lugar idóneo para comernos los bocatas.
  • Repuestos del esfuerzo, proseguimos por estrechos senderos repletos de vegetación, siempre desviándonos a la derecha con fuertes subidas, bordeando las montañas del entorno, que nos guiarían concretamente a la antigua pista situada debajo del Castillo de Basbel por la parte oeste del Monte Gurugú (mirando hacia Melilla) denominada de los “Leñadores”, hoy reconvertida en vía de senderismo.
  • Alcanzado este punto, y ya algo tocados por el cansancio acumulado, emprendimos el regreso (en bajada) hasta desembocar en la carretera de acceso al Monte Gurugú, cerca de la primera zona de camping-parque (según subimos), por la que continuamos hasta Melilla.
  • Señalar que fue una pasada de ruta, con nada menos que 22 kilómetros recorridos, bastante dura y técnica, intercalando carreteras con pistas limpias, senderos divertidos y transitables con lentos y empedrados, y como dificultad añadida algunos tramos de escalada, en definitiva ¡genial!.
  • Cruzamos la frontera de Hardú-Melilla aprox. a las 15:00 horas.
  • ¡Pero que pasada de día y como lo hemos disfrutado, pronto repetiremos chao!...


;;
MARRUECOS AVENTURA.