Puente Natural de Imi-N-Ifri

Puente Natural de Imi-N-Ifri


Vista completa del Puente Natural de Imi-N-Ifri



Imagen desde el río donde hay enormes rocas



El río Mehasseur, el cual atraviesa el puente por debajo



Vista desde el mirador del puente


Imagen del interior, justo debajo de la cúpula


Cuevas subterráneas en una de sus paredes (casas trogloditas)


Estalactitas en su cúpula
  • Situado en las estribaciones del Gran Atlas, al este de Marrakech y al sureste de Demnate, a 6 km. de esta última ciudad, se encuentra una maravilla de la naturaleza que impresiona por su magnitud.
  • Llamado por los lugareños, Puente Natural de Imi-N-Ifri que significa en berebere “la puerta del precipicio o del abismo”, y por otros “la gruta del ogro” según una leyenda muy antigua de la zona en la que un ser gigante y malvado habitaba en el lugar atemorizando a la población del entorno.
  • Se trata de un puente esculpido por la naturaleza, que une perfectamente dos montañas, que las separa el río Mehasseur, abriéndose paso éste en forma de pequeñas cascadas entre las grandes rocas que existen en el fondo del puente, y a su vez ubicado en un entorno natural incomparable, lleno de vegetación por todos sitios.
  • Precisamente este puente funciona como tal, ya que una carretera comarcal la atraviesa por arriba, en la que hay un fantástico mirador.
  • Es recomendable realizar una excursión para poder observarlo en toda su magnitud, desde abajo en el río, descendiendo por su lado izquierdo para atravesarlo y subir por su lado derecho. Desde el fondo, se puede admirar a unos 30 metros sobre nuestras cabezas la cúpula del puente, que está repleta de estalactitas donde anidan numerosas palomas silvestres.
  • En el primer tramo, la dificultad para sortear las enormes rocas es significativa, para más adelante llegar a una escalera realizada en piedra y cemento que nos permitirá subir y atravesar por debajo del puente, para divisar en su tramo final arriba y a la derecha en la pared, un conjunto de cuevas subterráneas horadadas por el agua y en algunos casos por la gente del lugar (que manifiestan que son antiguas cuevas trogloditas).
  • En el Puente, arriba en la carretera, hay un parking, un par de hoteles que a su vez funcionan de cafetería y restaurante, algunos puestos ambulantes de souvenirs y también algunos muchachos que se ofrecen de guía para acompañarte y explicar la excursión anteriormente citada.
  • Es muy recomendable su visita.

Palacio del Glaoui -Telouet-

Palacio del Glaoui -Telouet-


Palacio del "Glaoui", vista desde el patio principal


Puerta por la que se accede en vehículo al patio principal


Parte en ruinas vista desde el patio



Torreones principales



Salas principales increíblemente decoradas


Foto de grupo, con mis colegas, en una de las Salas


Vista de paredes y techos ¡vaya trabajo!



Ventanal con un rejado característico llamado Moucharabia (el que está dentro ve lo de fuera pero no al contrario)



Estancias en ruinas en el interior del palacio



Decoración tallada en madera de cedro, techo de una de las Salas


Otra más


Tapices en seda decorando una de las Salas


Sala principal con claraboya por donde entra la luz solar


  • Amigos, hoy os hablaré de un magnífico lugar donde hubo un grandioso palacio, el del "Glaoui", convertido actualmente en ruinas. Situado entre Taddert y Agouim, después de pasar el Tizi-n-Tichka (dirección de Marrakech a Ouarzazate), cogemos un desvío a la izquierda que nos lleva en aprox. 20 km. hasta el pueblo de Telouet a unos 1800 m. de altitud.
  • Fue construido sobre una antigua Kasbah que data del siglo XVIII (parte de adobe), morada desde entonces de la familia “Glaoui”, con el fin estratégico de poder controlar así el paso de las caravanas comerciales, que cruzaban desde el África negra por el valle del Drâa hasta las ciudades imperiales Marrakech-Fez-Meknes y algunos pueblos del Gran Atlas. Con el paso de los años y el poder adquirido por los “Glaoui”, siendo estos administradores en nombre del sultán de las tierras adyacentes a Telouet, este palacio fue ampliado considerablemente sobre mediados del siglo XIX y hasta principios del siglo XX, utilizando para su construcción la piedra maciza. Significar que lo único que no se halla en ruinas, son varias salas que fueron plenamente modernizadas alrededor de 1950 que son las que se pueden visitar.
  • Es impresionante, el contraste que crea los arruinados muros construidos en adobe con el lujo decorativo de las Salas principales, gustosamente adornadas con mosaicos, mármoles, tapices de seda, techos estucados y policromados, puertas y artesonado de madera de cedro, etc ...
  • En este palacio vivió hasta su muerte en 1956, el Bajá o Pachá de Marrakech “Thami El Glaoui”, desde entonces la residencia fue lentamente abandonada por sus primogénitos, quienes decidieron marcharse a vivir a Francia, debido a las discrepancias políticas que sufría la familia “Glaoui” con la actual monarquía “Alauita”, ya que “Thami El Glaoui” y “Mohamed V” rivalizaron por el trono de Marruecos justamente antes de la independencia de este país.
  • En el lugar, existe un guarda-guía que posee las llaves del palacio (son gigantes). La visita la podemos realizar acompañado por éste, el cual nos facilitará las explicaciones pertinentes de su historia y sus moradores.
  • Por el acceso al palacio, te suelen cobrar una propina de 5-10 dh., y si contratáis un guía (que no son oficiales), os recomiendo que primero acordéis el precio con ellos para no sufrir equivocaciones al final (precio orientativo 20 dh. por persona). La duración aprox. de la visita es de una media hora (30 min.). El horario para poder visitar los restos del palacio, es abierto durante todo el año (menos fiestas señaladas del país), desde el amanecer hasta el atardecer.
  • Desde que subió al trono "Mohamed VI", el ministerio de cultura marroquí incluyó el palacio del "Glaoui" como monumento a rehabilitar, pero han pasado ya varios años y aún no se ha llevado a cabo.
  • Como información complementaria, Telouet es una pequeña ciudad de unos 15.000 habitantes, con numerosos servicios pero algo precarios: varios hoteles, cafeterías, restaurantes, etc … Es aconsejable pernoctar en otra ciudad e incluir la visita a este lugar en una excursión de una jornada, junto Ait Ben Haddou.
  • Es muy recomendable su visita.


Ruta de Telouet hacia Ait Ben Haddou o viceversa
  • Para los más aventureros, se recomienda realizar la pista que desciende hasta Ait Ben Haddou. Esta tiene aprox. 50 km (17 de asfalto y 33 de pista aprox.), y posee unos paisajes increíbles ya que discurre por la ladera de las montañas siguiendo el curso del río Ounila, disfrutando de hermosos palmerales, kasbahs, tramos encañonados, pasos de río y de unos graneros excavados en la pared opuesta a la pista (pero visibles), etc… Hay que tener especial cuidado, ya que en épocas de lluvia se hace resbaladiza porque muchos de sus tramos son de arcilla y los barrancos son considerables. Esta pista, siempre está muy transitada por vehículos 4x4 que suelen alquilar los turistas para realizarla y casi todos provienen de Marrakech, es decir realizan la pista entrando por Telouet y finalizando en Ait Ben Haddou. La pista en cuestión es estrecha y cuando se cruzan dos vehículos hay que tener bastante paciencia y favorecer a quién se halle en peores circunstancias, sólo se puede efectuar en 4x4, moto off-road, mountain bike (BTT) o a pie, abstenerse los turismos.


Vista de la pista mencionada


Cruce del río Ounila, llegando al asfalto cerca de Ait Ben Haddou


Comprobando la profundidad del río, antes de cruzar


La pista, en su tramo de barrancos


Graneros excavados en la roca, frente a la pista (al otro lado del cañón)


Vista de cerca de los graneros


Kasbahs por la que atraviesa la pista


Otra kasbah más en el fondo del cañón del río Ounila

Ait Ben Haddou

Ait Ben Haddou

Panorámica de Ait Ben Haddou

Imagen del Ksar

El Ksar visto desde el río

Viejos edificios y casas en su interior


En el interior de sus callejuelas
Granero fortificado en lo más alto del ksar

Muralla agujereada en la zona alta del ksar

Panorámica desde su cima
Atardecer en Ait Ben Haddou, vista desde el río
Callejuela principal repleta de tiendas de souvenirs, interior del ksar
Cruzando el rudimentario puente sobre el río Ounila
Vista del ksar desde su parte derecha
Vista del ksar desde el centro
Imagen de la villa nueva desde el río
Puerta Monumental construida para el rodaje de La Joya del Nilo

  • ¡IMPRESIONANTE DECORADO NATURAL! Es uno de los lugares mágicos de Marruecos por su extraordinaria belleza, situado a unos 30 km. al noroeste de Ouarzazate, Ait Ben Haddou es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987. Se trata de un antigua fortaleza-ksar construida en adobe, encaramada a una colina de unos 100 metros de altura, al margen derecho del río Ounila, rodeado de cultivos y palmeras, todo esto sobre un paisaje desértico que lo rodea.
  • Se cree que Ait Ben Haddou, fue construida sobre el siglo XI por los almorávides como lugar estratégico y así controlar el paso de las caravanas comerciales (realizadas con dromedarios) que cruzaban desde el África negra hasta las ciudades imperiales Marrakech-Fez-Meknes y algunos pueblos del Gran Atlas. Fue durante este período, cuando adquirió una importancia relevante, sobre todo en el tramo que iba desde Ouarzazate a Telouet.
  • Esta fortaleza, se encuentra rodeada por un muro que le servía de protección. Dentro de ella existen laberínticas callejuelas, que van a parar a edificios y casas antiquísimas muy bien decoradas exteriormente (algunas todavía habitadas, unas diez).
  • La visita al interior de la fortaleza es totalmente gratuita, pero si nos apetece ver por dentro alguna de las viviendas de su interior, tendremos que darle una propina a su propietario que nos la mostrará gustosamente.
  • En el interior del Ksar, la totalidad de las casas son de adobe, y muchas de ellas se encuentran en ruinas por el deterioro del paso de los años y el abandono de sus propietarios que desde los años 50 decidieron irse a vivir a la parte nueva (al otro lado del río donde llega la carretera). Las viviendas que todavía se hallan habitadas, sufren cada año, en las estaciones de lluvia, desperfectos que tienen que ir subsanando al paso para que no se echen a perder ya que se dañan con facilidad.
  • Las vistas más espectaculares de todo el conjunto, se pueden contemplar desde lo alto de la colina, donde se encuentra los restos de una antigua fortificación con sus muros casi derruidos. Hasta aquí, hoy en día (octubre 2008), se puede ascender andando tranquilamente por una escalera que acaban de construir entre las callejuelas del Ksar, hasta llegar a su punto más alto en el que hay una pequeña habitación que según dicen servía de granero por entonces.
  • En las inmediaciones del Ksar, se dan cita algunos artistas locales que venden sus obras mientras hacen alguna demostración de sus habilidades (pintores, orfebres, tatuadoras…).
  • Es recomendable, si pernoctamos en este lugar, salir a contemplar desde algún lugar de la villa nueva en el que se divise con claridad todo el conjunto de la fortaleza, el amanecer o el atardecer, ya que son realmente impresionantes trasmitiéndonos una infinidad de sensaciones debido al contraste de colores, luces y sombras que se crean.
  • El río Ounila que separa la fortaleza-ksar de la villa nueva (al otro lado en la carretera), durante los meses de invierno a primavera debido a las lluvias tan intensas que caen en esta región, sufre unas crecidas muy significativas regando así todos los cultivos de la zona, pero también dejando incomunicados a los residentes del ksar sólo pudiendo atravesarlo con burros o dromedarios.
  • Este río siempre lleva agua, más o menos dependiendo de la época del año, y obligatoriamente se tiene que cruzar por un único lugar donde han colocado un puente rudimentario a base de sacos terreros separados entre sí. También podéis, si preferís, montar a lomos de un burro o dromedario para atravesarlo contratándolos, eso sí, a precios muy abusivos. Se recomienda hacerlo a pie saltando de saco en saco ya que tiene su encanto.
  • En la villa nueva (a la cuál llega la carretera) se ha desarrollado, en unos pocos años y gracias al continuo flujo de visitantes, un completo servicio dedicado al turismo, tales como: hoteles, albergues, cafeterías, restaurantes, tiendas de souvenirs, etc…, ya que recibe diariamente la visita de cientos de turistas.
  • En esta zona podemos aparcar nuestros vehículos (en el parking de algún albergue-hotel bajo pago o al margen de la carretera), inmediatamente después se nos ofrecerán varios guías para acompañarnos en la visita al Ksar. Se recomienda realizarla sin guía ya que no hay nada que explicar, y adentrándonos por el interior de cualquier calle del margen derecho del pueblo desembocaremos en el río, allí cruzaremos por el puente y llegaremos a la fortaleza donde nos podremos mover a nuestro antojo (no tiene pérdida ni complicaciones).
  • Debido a la belleza de su entorno con paisajes naturales impresionantes, en este lugar se ruedan numerosas películas, lo cuál es recibido con gratitud por el trabajo que aporta a los habitantes de la región, al participar en las mismas como extras.
  • Numerosas películas de primer orden se han rodado aquí, siendo las más significativas: “Laurence de Arabia”, “Jesús de Nazaret”, “La Joya del Nilo”, “La Última Tentación de Cristo”, “La Momia”, “El Reino de los Cielos”, “Gladiador”, “Alejandro Magno”, etc… Como curiosidad, la puerta monumental (tapiada en su parte baja) que se encuentra frente al río, es lo único que no es original y se construyó en hormigón para el rodaje de la película “La Joya del Nilo” donde Michael Douglas se estrellaba con la avioneta.
  • Para los más aventureros, se recomienda realizar la pista que asciende hasta Telouet. Esta tiene aprox. 50 km (17 de asfalto y 33 de pista aprox.), y posee unos paisajes increíbles ya que discurre por la ladera de las montañas siguiendo el curso del río Ounila, disfrutando de hermosos palmerales, kasbas, tramos encañonados, pasos de río y de unos graneros excavados en la pared opuesta a la pista (pero visibles), etc… Hay que tener especial cuidado, ya que en épocas de lluvia se hace resbaladiza porque muchos de sus tramos son de arcilla y los barrancos son considerables. Esta pista, siempre está muy transitada por vehículos 4x4 que suelen alquilar los turistas para realizarla y casi todos provienen de Marrakech, es decir realizan la pista entrando por Telouet y finalizando en Ait Ben Haddou. La pista en cuestión es estrecha y cuando se cruzan dos vehículos hay que tener bastante paciencia y favorecer a quién se halle en peores circunstancias, sólo se puede efectuar en 4x4, moto off-road, mountain bike (BTT) o a pie, abstenerse los turismos.
  • Es muy recomendable su visita.

Volubilis -ruinas romanas-

VOLUBILIS -ruinas romanas-



Arco del Triunfo de Caracalla



Imagen de la basílica y parte del foro a la derecha



Vista de parte de las ruinas


Foto del templo o capitolio con mis amigos


Una de las varias termas que existen allí


Tramo de vía que instalaron los franceses para las primeras excavaciones efectuadas aquí.



Patio de una vivienda con su publio en el centro


Otro más de clase alta


Vista de los arcos que adornaban la vía principal en Volubilis



Mosaico bien conservado en su emplazamiento original



Otro mosaico más


Varias columnnas cerca del templo



Imagen de la basílica vista desde el foro


Baños privados en el interior de las viviendas de clase alta


Imagen de la vía principal con la Puerta de Tánger al fondo
(una de las entradas a la ciudad)



  • Volubilis es una de las maravillas turísticas de Marruecos, situada a unos 33 km. al norte de Meknes (Mequinés) y a 4 km. de la ciudad santa de Moulay Idriss, siendo las ruinas romanas mejores conservadas de todo su territorio. Los restos arqueológicos romanos de Volubilis son los mejores conservados de Marruecos. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.
  • Fue una floreciente ciudad que se basaba en la producción y comercio de aceite, trigo y de animales. Volubilis se convirtió en la ciudad más importante del interior de la Mauritania Tingitana, y como resultado de su prosperidad, fue dotada de preciosas edificaciones.
  • Se cree que esta ciudad fue fundada por los cartagineses en el siglo III a. C. con el nombre de Oulili, más tarde pasó a formar parte del reino de Mauritania y se convirtió en una de las capitales reales de Juba II, para posteriormente en el año 40 d. C., tras Mauritania anexionarse a Roma y producirse el asesinato del rey Ptolomeo a manos del emperador Calígula, Volubilis pasa a formar parte de la Mauritania Tingitana.
  • A partir del año 285 d.C., los habitantes de Volúbilis van abandonando la ciudad, debido a un repliegue romano a la ciudad de Tingis (Tánger).
  • Ya en el siglo XVIII, este enclave sufrió un importante saqueo llevado a cabo por el sultán Moulay Ismail con el fin de adquirir los materiales más preciados para la construcción de su palacio en Meknes. También sufrió una significativa demolición de numerosos edificios debido al terremoto del año 1722 en Lisboa.
  • Fue a partir de 1915, cuando comenzaron las primeras exploraciones en el yacimiento de Volubilis por los franceses. Este lugar, apenas ha sido excavado a su mitad y contiene un sinfín de restos arqueológicos, siendo los más significativos el foro, las termas, la basílica, el templo o capitolio y el Arco del Triunfo de Caracalla (construido en 217 para gratificar al emperador el haber extendido la ciudadanía romana a todos los habitantes libres del imperio). También destacan numerosos mosaicos de gran importancia, bien preservados y en su emplazamiento original.
  • En el exterior hay un inmenso parking, donde podemos aparcar nuestro vehículo y realizar algunas compras ya que existen varias tiendas de souvenirs.
  • Para realizar la visita es aconsejable llevar gorra o algún sombrero además de agua, ya que el sol en este lugar pega fuerte hasta en invierno.
  • Los guías oficiales y clandestinos se encuentran a la entrada, los primeros se identifican por su carné oficial colgado de la chaqueta o chilaba, es recomendable coger a uno para enterarse un poco de lo que llegó a ser este maravilloso lugar. Os recomiendo que primero acordéis el precio con ellos para no sufrir equivocaciones al final (precio orientativo 150-200 dh por hora). La duración aprox. de la visita es de una hora y media a dos horas (1:30-2:00 h.).
  • El horario para poder visitar los restos arqueológicos, es abierto durante todo el año (menos fiestas señaladas del país), desde las 8.00 h. hasta el atardecer.
  • El precio de la entrada a las ruinas son de 20 dirhams por persona (año 2008).
  • Es muy recomendable su visita.

;;
MARRUECOS AVENTURA.