Erg Chebbi

Erg Chebbi

Erg Chebbi visto desde su interior

Imagen del Erg cara oeste (Hassi Labied)

Grandes dunas del Erg

Pisteando por el interior de las dunas

Caravana en dromedario para ver el amanecer

Sobre las dunas más altas con las motos de enduro

Vista del Oasis de Oubira desde su gran duna (cara este del Erg)

Vista del Erg Chebbi (cara este)

Amanecer en el Erg

Atardecer en el Erg

Familias nómadas que habitan en el entorno del Erg

Río Ziz suroeste del Erg Chebbi

Disfrutando con las motos sobre las dunas

Atravesando las dunas

Río de arena que circunda el Erg por su cara este

Desinflando ruedas para rodar mejor sobre las dunas

Oasis de Oubira, interior del Erg zona este

Un buen picnic para reponer fuerzas, interior de las dunas

Albergue-hotel en el margen oeste del Erg

Fiesta Gnaoua en uno de los albergues

Contemplando el Erg encaramados a una gran duna

Paso del Dakar por el Erg -Marc Coma-

El fenómeno Isidre Esteve (su último año en moto)

Stephane Peterhansel en acción

  • Hoy tengo el gusto de hablaros, señoras y caballeros, del "Erg Chebbi" uno de los lugares mas increíbles, encantadores, mágico y turístico de todo Marruecos. Situado en el sureste marroquí, junto a la frontera con Argelia y a las puertas del desierto del Sahara, a los pies del pueblo de Merzouga, y a unos 20 km de la ciudad de Rissani y a 40 km de Erfoud. El Erg Chebbi es una concentración y formación de dunas de diferentes tamaños con una dimensión en su conjunto de 22 km de largo (de norte a sur) y con una anchura de 5 km (de este a oeste). Posee unas dunas gigantescas que llegan alcanzar una altura de hasta 170 metros, siendo estas las más altas de todo Marruecos.
  • Según una leyenda local, estas dunas son el castigo inflingido por Dios a los oriundos del antiguo pueblo de Merzouga, debido a que hace muchísimos años, mientras celebraban un festejo no quisieron acoger a una mujer y a sus hijos que se morían de hambre. Una imponente tormenta de arena cubrió el pueblo para siempre, y desde aquel momento, todos los días al mediodía, se escuchan gritos que surgen del Erg Chebbi.
  • Aquí se pueden realizar numerosas actividades y experiencias que jamás se olvidaran, como por ejemplo montar en dromedario cabalgando sobre el mar de dunas, dormir en haimas bereberes al aire libre en el interior del erg chebbi o en algún oasis provisto para ello observando un cielo maravilloso repleto de estrellas, contemplar la salida o la puesta del sol en el horizonte encaramado sobre las dunas más altas, adentrarse en las arenas de las grandes dunas con vehículos 4x4, motos de campo o quad para disfrutar en grande de la conducción off road, practicar descenso con esquís sobre las dunas, pasear tranquilamente por sus alrededores, etc…
  • Hasta aquí, se puede llegar perfectamente en un turismo normal ya que existe desde hace unos años una buena carretera que alcanza Merzouga desde Rissani (sin necesidad de coger a falsos guías, en esta última ciudad, que suelen engañar a los turistas indicándoles que no existen señalizaciones y es difícil llegar sin perderse en el camino). Debido a la construcción de esta carretera, el turismo en este lugar se ha masificado y los albergues y hotelitos se han extendido a lo largo de toda la cara oeste del Erg Chebbi, igualmente se han creado alrededor de estos una serie de servicios orientados a las actividades de aventuras en la zona, como alquiler de 4x4, motos, bicicletas, quads, etc...
  • Existen dos pueblos en sus inmediaciones que son Merzouga y Hassi Labied (separados entre sí por 5 km). Estos son los que soportan la mayoría de los albergues y hoteles, con una extensa variedad por categoría en relación calidad-precio, convirtiéndose así en los centros turísticos de la zona.
  • Los habitantes de esta zona de Marruecos son en su mayoría bereberes, habiendo también subsaharianos de raza negra que en su día emigraron desde sus países de orígenes.
  • Como en todos los desiertos existentes, por el día se alcanzan temperaturas muy altas y hace bastante calor (más o menos soportable según la estación del año), y por la noche al contrario, suele bajar bastante la temperatura y hacer frío, por lo que se recomienda llevar ropa de abrigo y mantas si vamos a dormir en tiendas de campaña o haimas (en invierno se rondan los 0º grados).
  • En esta zona de Marruecos y en todo el sur, suelen darse abundantes precipitaciones sobre todo durante la primavera, formándose temidas riadas que causan innumerables problemas a los habitantes de la zona. Como curiosidad, en mayo de 2006, tuvo lugar las inundaciones más catastróficas que se recuerdan en la zona de Merzouga, dejando a su paso de 6-10 muertos y más de 300 casas derribadas.
  • En las inmediaciones del Erg Chebbi, aunque parezca mentira, se pueden visitar y observar dos curiosos lagos, que solo se forman en los inviernos muy lluviosos, y albergan bastantes aves migratorias y autóctonas. El primero se encuentra al noroeste del Erg, justo donde se localiza el albergue Yasmina, y el segundo llamado Tamezguida a unos 5 km al oeste del pueblo de Merzouga, mucho más grande que el primero y en el que pueden observarse diferentes especies de aves migratorias, especialmente los flamencos rosas, patos y cigüeñas.
  • Esta es una zona muy rica en fósiles de todo tipo incrustados en las rocas, existiendo bastantes canteras por los alrededores que son explotadas para el turismo. Estas se pueden visitar sin problemas, y aquí mismo se pueden realizar las compras a mitad de precio que en los pueblos o ciudades como Merzouga, Rissani o Erfoud.
  • Una de las curiosidades que llaman la atención en este lugar, es que la arena del Erg Chebbi va cambiando de color a lo largo del día, adquiriendo unas tonalidades que van desde el amarillo, el dorado, el rojo, hasta el rosa, todo ello dependiendo de la intensidad del sol.
  • Este territorio es muy famoso por ser atravesado cada año por numerosos rallies internacionales, siendo el más sonado el “Paris-Dakar”. También por utilizarse como decorado natural para el rodaje de anuncios publicitarios y películas de cine.
  • Existen varios pero pequeños oasis en el interior del Erg, con poca vegetación (de cuatro a diez palmeras) y en los que podemos encontrar agua si escarbamos un poco.
  • Para los marchosos, la fiesta aquí esta garantizada, en todos los albergues y hoteles, por las noches después de la cena, realizan veladas de música y baile haciendo sonar sus tambores (tam tam) y panderos mientras danzan el baile “gnaoua” típico de la zona. Eso sí, el alcohol tiene que correr por cuenta de los turistas ya que si no la música y los bailes lo aplazan para otro día,¡ merece la pena vivirlo!. Ir bien provisto de bebidas alcohólicas ya que esta gente beben como cosacos, je je.
  • Para los mas aventureros, se pueden realizar numerosas excursiones o rutas para visitar lugares de interés que se encuentra próximos al Erg Chebbi, eso sí todas con vehículos todoterreno, motos off road o quads, como por ejemplo: dar la vuelta al Erg rodando por el río de arena que se encuentra por el margen oriental de éste, atravesar las grandes dunas de norte a sur o de este a oeste, visitar los lagos de Tamezguida o del albergue Yasmina (zona norte del Erg), adentrarse en el oasis de Oubira en el interior de las dunas, acercarse a contemplar la necrópolis de Taouz y sus grabados rupestres, rodar hasta las canteras de fósiles a cielo abierto y realizar algunas compras, visitar y contemplar las esculturas del Land Art, la famosa Cárcel Portuguesa, la ciudad fantasma de Mfis, los decorados naturales cerca de Tinrheras, el oasis de Asafsaf, etc … Ah un consejo, si realizamos conducción por las dunas es necesario ir preparados y provistos de algunas cosas básicas por si nos quedamos hundidos, como eslingas, planchas, palas, etc…
  • Es muy recomendable su visita.

0 Comments:

Post a Comment



MARRUECOS AVENTURA.