La Medina de Sefrou

La Medina de Sefrou

Puerta Bab el Maqam, entrada principal a la Medina

Una de las calles dentro de la Medina

Típica marquesina hebrea (madera de cedro)

Otra de las puertas de acceso

Curiosa tienda de caracoles en la Medina

Oued Aggai que cruza y separa la Medina (algo sucio)

Otra calle de la Medina
  • Fiesta de las Cerezas aparte, Sefrou es rotundamente uno de los mejores destinos para escaparse de excursión si nos encontramos en la ciudad de Fes (a tan sólo 30 km al sureste) o por sus alrededores.
  • Frecuentada por muy pocos turistas, al ser todavía un lugar desconocido, posee bastantes lugares que visitar, siendo por ejemplo uno de ellos su antigua Medina, con su mercado, callejuelas, mezquitas, puentes y murallas, etc… ; y El Mellah o judería.
  • Esta Medina tiene bastante encanto, con sus casas blancas antiquísimas donde en algunas todavía se pueden observar algunos vestigios de sus moradores hebreos; sus callejuelas largas y estrechas convertidas en mercado singular donde se vende de todo (carne, pescado, frutas, verduras, ropa, etc…) resaltando su animación, colores y olores; los puentes altos y estrechos sobre el río Oued Aggai que atraviesa la Medina en toda su extensión; y sobre todo la tranquilidad y amabilidad de sus habitantes que hacen de este pequeño lugar un sitio encantador donde poder pasear y mezclarse con la gente. Recomendación visitar los jueves, día del mercado, gran animación.
  • Esta hermosa y genuina Medina es bastante fácil de recorrer, ya que no es muy grande y posee cuatro o cinco callejuelas principales donde se ubican los negocios y puestos de toda clase.
  • En su parte derecha, cruzado el río, se extiende El Mellah o judería donde aún se pueden ver algunas casas hebreas con las típicas marquesinas de madera de cedro sobre sus puertas, callejones tan estrechos y oscuros que le transfieren un ambiente peculiar; y es que Sefrou desde el siglo XIII y hasta el XVIII, tuvo una de las principales comunidades hebreas de todo Marruecos; hoy día no queda ninguna familia viviendo allí.
  • Las entradas más importantes por donde se tiene acceso a estos dos recintos son: a la Medina por la puerta Bab el-Maqam al norte frente a la Plaza Moulay Hassan (parada principal de autobuses y taxis); y a El Mellah por la puerta Bab Merba al sur frente al Mercado cubierto.
  • Como punto negativo, es una pena que este río que atraviesa la Medina encañonado entre las viviendas como una postal preciosa, se utilice por sus habitantes como lugar para verter todo tipo de escombros y enseres que desechan dándole una imagen deplorable.
  • Señalar también las sencillas y bonitas murallas que protegen el recinto de la Medina que datan del siglo XVIII con sus 9 puertas monumentales.
  • Es recomendable su visita.

0 Comments:

Post a Comment



MARRUECOS AVENTURA.